apple store

Timba

Timba
El sonido de la crisis cubana

La estructura musical

Timba evoluciona desde una estructura bipartita que es diferente de la de la balada o el verso y el estribillo adoptado por muchas canciones de Pop angloeuropeo. Su modelo general es que tanto en el hijo "clásico" como en la primera parte, donde Orvieto de rumba a la ficción (el hijo y el cantar en rumba) sigue una sección larga y agitada llamada montuno o hipérbaton. En el esquema general de esta estructura las dos partes no tienen el mismo peso. Tanto el hijo como la rumba, el montuno de hecho representa el clímax emocional de la canción, la parte que oyentes y bailarines que más gusta.

Porque la timba es estilo altamente ecléctico que incorpora todo, desde temas románticos en el rap de los cori, del jazz al funky más solos, estructuralmente está poco a poco alejando de simple esquema bipartito anterior música de avanzar hacia una más fragmentada. Esta transformación se debe principalmente a la expansión de la segunda parte, en el que se colocan muchos coros (una de las marcas de la timba), interrupciones, pausas, frases capitales que rompe el flujo del discurso. Aquí el entrelazamiento de riffs de cuernos bajos sincopados y diseño piano, percusión obstinado, sonido rítmico violenta y densa, que aumenta la tensión y crea el típico sentido de urgencia y caos organizado de la timba. Junto con el ternpo rápido, estos factores hacen prácticamente imposible bailar las canciones de la timba de la manera tradicional de MB, es decir, como un par.

Entrar en más detalle, vemos que los músicos identifican varias partes de la pieza. Estos son la introducción instrumental, tema (incluso cuerpo o melodía), puente (puente, el puente instrumental), coro o hipérbaton, (sección del cuerno solista instrumental) y así sucesivamente. La estructura compuesta de una pieza de la timba, por tanto, puede ser representada así: introducción de c:Program c:Program puente tema el coro 1 coro coro de II II III de 1 c:Program c:Program c:Program mambo mambo mambo III coro I[etc]V.

La primera sección de la canción generalmente tiene un tema en el estilo de una balada, quizás usted recuerde la salsa en cuanto a contenido y tiempo. La narrativa viene a menudo a temas como el amor y las relaciones entre hombres y mujeres. La segunda sección, llamaré aquí para conveniencia montuno es un desapego narrativo. La historia se detiene y da paso a una alternancia de coros y frases solas (guias) que comentar sobre el tema y añadir información contextual proporciona material para nuevas interpretaciones. Los muchos estribillos (coros) contenidas en el montuno son imprescindibles en la economía textual y musical de la pieza. Vocals del forro, que puede ser tres o cuatro y muchos más espectáculos — representan el verdadero centro de la canción, el "gancho" que atrae la atención de los oyentes. Varias piezas, de hecho, comienzan con una cita del primer coro, colocado antes de la introducción, que funciona como una señal y una promesa de lo que está por venir.

En el montuno, coros alternan con mambos, instrumental las secciones que ofrecen la formación más calificada una oportunidad de mostrar su virtuosismo. Mientras que el primer mambo es generalmente más largo y tiene el carácter de un interludio instrumental, el más adelante tiende a ser más cortos y se superponen a los coros. El acortamiento de la brecha de tiempo entre coro y riff instrumental tiene el efecto de producir un sentido de acumulación y el colapso de la estructura, algo que vagamente se parece a la técnica estrecha final en la fuga, en el que las partes entran en rápida sucesión sin permitir que la exposición completa del tema.

Sonido e instrumentación

Generalmente la música popular cubana se clasifica basado en el formato instrumental. El patrón de sonido y tamaño de la timba, sin embargo, no se encuentran en la mayoría de los grupos MB cubano de los sesenta y setenta, dominados por charanga flauta y violines en o con] engrasado, construido alrededor sonido de la trompeta. Es en la banda de jazz cubano, nacido en la década de 1930 por la inserción de la percusión afrocubana que en orquesta de swing norteamericano.

En la década de 1940, la banda de jazz cubano adoptar un repertorio que combina la influencia de la danza jazz y usos comerciales con la música tradicional local. Un formato utilizado con gran efecto y Universidad teológica Dámaso golpeó a Pérez Prado y también adoptado por Benny Morè. Después de la revolución, por razones ideológicas en parte y en parte económicas, las grandes bandas pasan por un período de decadencia. Con fines de turismo, de hecho, estas formaciones, que a la hora de Batista jugó en el lujoso hotel y Casino, pierden su principal fuente de trabajo. Por otra parte, su sonido y su repertorio, como más generalmente aplicaciones de música y jazz, ahora son vistos como una herencia del pasado régimen y un símbolo de la cultura americana. Mientras que la big band como danza educación esencialmente desaparece, Cuba continúa cuentan con un notable número de grandes músicos de jazz. Así, hacia el principio de la década de 1970, este tipo de entrenamiento (si no el término) comienza a circular. En particular, el nombre de una big band Irakere, jugando una mezcla ecléctica de jazz, rock, folclore afrocubano y MB. Como hemos visto, es el patrón de NG La Banda.

En comparación con big band como la entendemos, una banda cubana como NG es un modelo bastante peculiar, (inicialmente) incluyendo dos cantantes, bajo eléctrico, batería, piano, teclado, dos trompetas, saxo alto, flauta, congas, bongos (ese poco de tambor que se toca sentado, sostenido entre las rodillas), más otra pequeña percusión como Bell, claves y gùiro, para un total de doce personas. El formato de NG, que se convirtió en el modelo para las posteriores formaciones de la timba, impone un sonido dominado por el latón y la percusión. Otros grupos, entonces, haría cambios, que pueden afectar el número de cantantes, la composición de esa cámara de cuernos y la forma de organizar la percusión. La adopción de los trombones por algunas formaciones, por ejemplo, indica la intención de mover a su vez el sonido de la salsa que domina el mercado latino internacional.

En general, en la música popular cubana electrónica juega un papel mucho menos importante en la música del resto del mundo. Música cubana no es en función de un sistema de sonido, y un conjunto tradicional puede muy bien prescindir de él. Grupos de timba, en cambio, hacen uso de tecnología electrónica en forma de instrumentos como bajo, guitarra eléctrica y teclados, ese poderosos sonido sistemas, que permiten la timba obtener su característico grano sano. Sin amplificación, por supuesto, las voces no sería audibles incluso en medio de la potencia de fuego masiva del grupo. El uso de tecnología electrónica a la agresivas connotaciones modernas y timba es también un símbolo del poder económico. Sólo los grupos más importantes, de hecho, ellos pueden permitírselo.

Como en la mayoría de la música de baile latinoamericana, sección de viento ocupa un papel destacado. Puede consistir en dos trompetas, saxo y flauta, como en el primer NG, o tres trompetas y un saxofón alto (Charanga Habanera), dos trompetas, dos saxofones y dos trombones (i. Delgado). La sección del cuerno, sin embargo, no tiene el mismo peso en todas las bandas. En formaciones como NG, el virtuosismo de la sección representa un dígito sonora esenciales para construir la imagen moderna y artísticamente auténtica del grupo. En la mayoría de los casos, sin embargo, contribuye a la textura en general Sonida, emergentes recomendados solamente en la introducción y en el mambo. El sonido de un grupo como la Charanga Habanera, por último, aunque con una gran sección, aparece mucho más centrada sobre cantantes, sesgada hacia un pop de calidad destaca por el uso extensivo de reverberación, sonidos de sintetizador y máquinas del tambor a veces.

Como hemos visto, el sonido de la timba tiene una afinidad con la salsa, porque los dos estilos tienen en común algunas similitudes en instrumentación y estructura, debido a sus orígenes comunes en el pasado y el impacto de la salsa cubana MB en Cuba en la década de 1980. Tanto en términos de tamaño como de estilo, sin embargo, hay algunas diferencias fundamentales. La salsa está dominada por el sonido de arcabucería, no emplean ni batería ni bajo (contrabajo), ni un segundo teclado y la sección rítmica del hijo más o menos intacto. Timba, por el contrario, es parte de un proceso de modernización de la sección rítmica de ritmos cubanos y la incorporación de instrumentos MB de ambos la tradición Afro-Cuban que de rock y jazz. El resultado es una especie de textura rítmica y tonal mucho más compleja que en la salsa, con vocal e instrumental estilo mucho menos pulido y más sincopados.

Ambos estilos, que el derecho de, revelan un marcada influencia de jazz, pero viniendo de diferentes direcciones. La salsa proviene principalmente de oscilación y se manifiesta principalmente en la sección del cuerno, con ocasionales influencias modernas evidentes, por ejemplo, el estilo modal de Eddie Palmieri. Timba, aunque manteniendo el concepto de la sección de fìati mezcla la influencia swing origen mucho más reciente, como el funk y la fusión de artistas y grupos utilizan como Weather Report, Chick Corea, tierra, viento y fuego y sangre, sudor y lágrimas. La salsa de ahora tanto en estilo y contenido, tiende a la balada sentimental y se centra principalmente en vocals del plomo, mientras que la timba es dominado por el canto colectivo y una declamación vocal más agresivo y claramente influenciado por el rap. Finalmente, los dos estilos difieren ampliamente en sus referencias geoculturales. Ahora la salsa es una música pan americano para una audiencia, a menudo producida por pan-Latin band. Timba, en cambio, aparece firmemente arraigada en Cuba en sus hitos musicales, lenguaje, contenido y estilo de la danza.

Vincenzo Perna
Obtenido de: "TIMBA-el sonido de la crisis cubana"

This website uses cookies.