apple store

Fania All Stars

Como el escritor colombiano José Arteaga nos dice: "las estrellas de Fania alas no era sólo una orquesta formada por los artistas más famosos de América Latina. La atracción fue más allá del mero hecho de que en música. Era la expresión más genuina de esos lugares llenos de miseria donde vivieron al ritmo desenfrenado de la gran ciudad; donde el tiempo limitado que se puede encontrar para el resto fue destinado para lo único que se mantuvo viva y combinar esta gigantesca comunidad: la música de las Antillas. Esa misma música que los cubanos llaman hijo y Puerto Ricans bomba, la misma que en pocos años, gracias al gran entusiasmo de la Fania All Stars, acabó llevándose por esta y otras generaciones el nombre "la salsa". El sello discográfico Fania fue fundada a finales de los ' afincaran, del dominicano Johnny Pacheco con el apoyo de Jerry Masucci, abogado de origen italiano. Al tiempo, a dominar el mercado de la Latina música fueron las etiquetas Tico y Alegre junto con coloso artista Unidos. A bordo de su coche, Pacheco y Magid fueron personalmente a reponer a sus posibles clientes. Cuando discos dominicanos comenzaron a tener éxito, los socios intentaron ampliar la empresa y luego ponerse en contacto con artistas emergentes: Larry Harlow y Bobby Valentín. El primero fue un pianista estadounidense, con un fondo de música rock; el segundo, un joven bajista puertorriqueño. El mismo año la compañía recibió en su personal el ya famoso percusionista Ray Barretto y un trombonista de 15 años que en el tiempo se convertiría en una de las figuras más importantes del movimiento salsero Willie Colón. El sello Fania, aprovechando el creciente interés por la música que producían, de molde, pronto después de eso, casi todas las orquestas latinas que operaba en la ciudad. Inevitable, parecía en ese momento, crear dentro de la etiqueta de un grupo formado por los mejores artistas bajo contrato: la gran banda tomó el nombre de Fania All Stars y se convirtió en uno de lo principales arquitectos Salsa boom. La primera reunión de la orquesta se produjo en un pequeño Club en el Bronx, el rojo de la liga.

El debut oficial de la orquesta, sin embargo, pondría un par de años más tarde en una noche de agosto histórico que habría cambiado radicalmente el destino de la música Latina. El momento era propicio. Sobre la edad de oro de los Beatles, disestablished justo al comienzo del ' 70, jóvenes latinos han comenzado a mirar con renovado interés a la agitación musical desde el "barrio latino". Era necesario acelerar el curso de los acontecimientos, montar el entusiasmo que había dado lugar a la "nueva ola". Así fue Mercado y la presentación oficial de la Masucci organizó Fania All Stars. El histórico concierto tuvo lugar en el guepardo (gran salón de baile en el corazón de Broadway) en 26 de agosto de 1971 y contó con la participación de 5000 fans, vienen desde el barrio latino de Nueva York para celebrar el renacimiento del afro-Latina y el Caribe. De la fatídica noche produjo dos documentos clave: los cuatro discos que publicó la Fania y la película "our Latin Thing", dirigida por Leon Gast. Las estrellas de Fania alas en esa ocasión presentó Ra y Barreto en las congas, Roberto Roena, el bongó y Orestes Vilató en timbales. La sección responde en su totalidad a las cuotas establecidas por la nueva ola de sonido, es decir, la combinación de trombones y trompetas, sin el uso de saxofones. El primer trombón fue confiado a la estadounidense Barry Rogers; el segundo trombón a un músico joven de Puerto Rico recientemente llegó a Nueva York, Reinaldo Jorge; el tercer trombón fue la única estrella de la sección: Willie Colón. Los trompetistas que la orquesta en ese momento era todos líderes de orquestas que representaron la Fania, el cubano Roberto Rodríguez, el dominicano Héctor Zarzuela Bomberito y Americano Larry Spencer. Para completar el ritmo sección son Larry Harlow en el piano, mientras que Richie Ray fue nombrado invitado especial. La baja se redujo a Bobby Valentín, responsable de muchos de los arreglos que se hicieron esa noche mágica. Ha añadido la presencia de Yomo Toro que incorpora la orquesta con un cuatro puertorriqueño, una especie muy similar a la guitarra tres cubano. Para dirigir la orquesta por supuesto fue flautista dominicano Johnny Pacheco. La Fania All Stars en la mágica noche del guepardo utiliza siete cantantes, algunos de los cuales ya eran auténticas estrellas. Ismael Miranda y Héctor Lavoe, los más jóvenes, ya que disfrutaron de gran popularidad entre el público y fueron definitivamente entre los que estaban más cómodos con los nuevos sonidos procedentes del ghetto Latino. Héctor Lavoe había cantado en seis discos que Fahmi había publicado con Willie Colon. Poseía un estilo muy personal y una extraordinaria habilidad para jugar con las vocales: se consideró en el momento una muy innovadora. Ismael Miranda fue uno de los pilares de la orquesta de Larry Harlow. Su rostro como un buen chico había ganado el apodo de "el niño bonito". El grupo de cantantes como Pete El Conde Rodríguez y Adalberto Santiago, respectivamente de la orquesta de Johnny Pacheco y Ray Barreto. Los dos veteranos eran considerados y fueron definitivamente la onda más tradicional. El otro puertorriqueño Bobby Cruz, nunca mate del pianista Ricardo Ray, estaba en un lugar intermedio entre viejos y jóvenes. Puerto Rico fue el sexto de los cantantes, Santos Colón (conocido por sus colaboraciones con Tito Puente), que hasta entonces había distinguido sí mismo principalmente como un fino y elegante intérprete de Boleros. Último pero no menos importante, es el único personaje que en aquel momento era considerado un verdadero ídolo: Cheo Feliciano. Toda la fama de "niño mimado" de Puerto Rico vinieron de días que pasó con el sexteto de Joe Cuba. La expectativa de la audiencia se concentró principalmente en él, viendo que, en aquella ocasión, Cheo Feliciano volvió a cantar después de un tormentoso período pasado en la cárcel por un problema de drogas. De esa histórica noche en el Cheetah, la Fania lanzó cuatro discos. El primer "Fania todos estrellas vivo en el Cheetah," Publicada en dos volúmenes, entonces el doble álbum "Our Latin Thing" (Nuestra Cosa Latina), que recoge parte del material que ya había sido publicado en dos volúmenes, aparte de algunas conversaciones, entrevistas o pruebas generales recogidos en la película del mismo nombre. Director de la película era Leon Gast, un veterano de la fotografía de Nueva York, autor de comerciales para televisión. Fuerza de la película era presente sin puntos de demagogia de la que estos personajes, el mundo que representaban y la social y cultural, circunstancias respondería a la música que tocaban. La película se fija el "barrio latino" donde Puerto Ricans, pese a su particular condición de libre y enlazado, son considerados ciudadanos de segunda clase, si no en tercera categoría ria. Después del fallido concierto del Yankee Stadium, los músicos de la Fania volvieron a sentarse en un estudio a principios del ' 74 para dar vida al álbum "Latin, Soul, Rock". El disco pretende montar el entusiasmo despertado por el guitarrista mexicano Carlos Santana con su rock latino. Acentuar las semejanzas con Santana hemos invitado a Jorge (hermano del famoso Carlos). Usted invitado el baterista Billy Cobham, el pianista Jan Hammer, saxofonista africano Manu Dibango y Mongo Santamaría (famoso percusionista cubano de cada vez más vinculados al jazz a la salsa). Con esta formación grabaron un disco, que propone una música sin una personalidad real y se ha podido captar la atención del público estadounidense, ni de la Latina. En 1971 la Fania All Stars lanzó el álbum doble "Live at Yankee Stadium". Aunque la tapa mostró una foto de las grabaciones perdidas Nueva York concierto en el disco había sido recogido en diversos recitales de Coliseo Roberto Clemente en San Juan. En esta ocasión se convirtió en oficialmente parte de la legendaria cantante cubana Celia Cruz. En 1976, después de algunos suerte gira, la orquesta publicó lo que se considera su último disco de salsa: "homenaje a Tito Rodríguez". Para señalar la presencia del cantante panameño Rubén Blades, destinado a convertirse en una de las estrellas más innovadoras en el mundo de la salsa. En 1978 la banda publicó otra registro llamada "Español fiebre", a raíz del éxito arrollador de la película por John Travolta: "Fiebre del sábado noche". A pesar de la presencia de personajes como Maynard Ferguson y el ojo sacada a la música disco, el disco no fue inspirador. El error fue tratar de conseguir a cualquier precio en el mercado de Estados Unidos, un mercado que siempre es difícil para todas las expresiones musicales con auténticas raíces étnicas. Con el final del auge de la salsa, Fania All Stars finalmente cerró su experiencia oro, volviendo solamente esporádico en estudio de grabación. La Fania All Stars se mantendrá en todo caso en el corazón de todos los fans. Se transformará con el tiempo en un símbolo: Orquesta de salsa. Una orquesta aún se reúne de vez en cuando, reuniendo de vez en cuando las estrellas que todavía están en negocio. Reuniones que cada vez que renace ese hechizo ligado a un grupo que, además de ser un auténtico hito, ha sido capaz de hacer realmente un impacto decisivo en la evolución del conjunto afro-Latina-Caribe.

LATINO 16
Fania All Stars
La banda de música de la Salsa legendaria
por Nathan CHAN

This website uses cookies.